Llegar temprano

Por Michael Sixto

Unos llegan temmasesprano para aseverar la ilusión de lo seguro, otros aparecen después, cuando ya da igual… otros tantos ni siquiera se molestan en asistir. Son estas opciones las que nos mantienen en movimiento, capaces de crear, o no. Aun así somos una minoría, un pequeñísimo destello de lo “inevitable” que pasa y se va. Los pesimistas tratan de olvidar negando la negación y se defienden aislados de las masas. Las masas, por definición, viven optimistas de que el cambio vendrá para mejorar lo tantas veces pospuesto… la vida. Al final es una batalla de números y la mayoría decidirá. ¿Democracia? ¡Claro que no!  La mayoría muy pocas veces ha decidido y las escasas ocasiones en que ha parecido de esa manera, detrás han estado los grandes intereses de una ínfima minoría con los recursos suficientes para manipular. Igual hay muchos que llegan temprano convencidos de que el cambio es eminente. Otros llegan, tu sabes, por si acaso… y esos que ni siquiera aparecen son los que ya se han dado por vencidos. Los derrotados que antes en vano lucharon y a ningún sitio arribaron. A esos les da igual, al menos de boca para afuera. Por dentro, en silencio, callados esperan incluso cuando no se molestan en asistir.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s