10:32 am, at a conference room

“[…] there is no such a thing as luck. I’ve done all of this by

Donald the dickmyself; I’ve had no help from nobody.

If you can’t get here is probably because you don’t deserve it or don’t have what it takes…

probably don’t work as hard as I do… right?”

The room remained in silence, most faces of the about twelve people witnessing the speech, stared at the man confused and expressionless, petrified perhaps.

“Am I right…?”

Finally someone opened the door and slammed it on his way out. A few others followed without pronouncing a word. Finally a shy, almost imperceptible voice asked; “So… does that mean Sr. that we are all fired…?”

Mientras te descubro

 

Hollywood Beach FL

Te gusta hablar de cosas menores, olvidar el pasado, tomar café en las tardes. Te gusta el silencio y el sonido del viento. Te gustan muchas cosas, pero he de ir descubriéndolas lentamente, un día a la vez. Nos acomodamos en el sofá tarde ya en la noche y la bruma de la semana que ha pasado rápidamente desechamos al olvido. Tenemos muchas cosas ahora, materiales digo, muchas más que hace una vida atrás pero no queremos recordar. Respiramos hondo como agradeciendo. Acaricio tu rostro proyectado en la pared a través de la lámpara de noche. Sonríes, regresas, nos encontramos de vuelta. Cuando amanezca iremos a ver el mar, te susurro al oído, y sonríes otra vez. Veinte años pasan y los niños se hacen grandes, justo como nosotros un día fuimos. Pudiera ser triste si quisiéramos, pero te gusta olvidar, hablar de cosas menores y tomar café en las tardes. Y así pasa otra semana… lentamente mientras te descubro.