Lo absurdo

pez_gato[1]

Mi amigo quiere que escriba un guion de un Absurdo para filmar un cortometraje. Mi amigo es fotógrafo pero siempre ha querido  ser cineasta. Yo no soy escritor pero le digo que sí. Salgo a la calle buscando una historia. Me cuesta decidirme entre tanta irracionalidad. La incoherencia nos rodea y justo ahora me doy cuenta. Las personas se desesperan por llegar y una vez arriban, de golpe se quieren marchar. No encuentro sentido en su existencia, pero ¿quién soy yo para juzgar? Hablo con la gente, les hago preguntas de sus vidas. Para mi asombro, la mayoría desea interactuar. Me cuentan sin parar. De los hijos, de la economía, de Trump, del sistema de salud, de sus países que “ya casi están mejor que esto aquí muchacho”, de sus sueños y esperanzas. Hay quienes se dan cuenta lo difícil del momento, otros no saben el por qué de muchas cosas… varios más se han dado por vencidos. Entonces lo inadmisible se va haciendo muy difícil de materializar en tiempos en que lo racional no abunda. Mi amigo quiere que escriba un guion de un Absurdo… que viene a ser hablar de la realidad.

In the news

Daily_NewsThe news talks about frustrations and lies, and corruption, and poverty and wars to come. We still kill and hate each other. Some people built houses and have wives and kids; some other people look for food on the street. Some are old, some are young, some have dreams, and some have none. I turn off the TV and I go to sleep already tired before resting. The world is truly a vampire sucking our blood without even asking. I have a friend in some other lands; his problems are different; the news he watches are also different, but we both share the same dreams… while getting old at the same time.

Otro día

Por Michael Sixto

Mañana será otro día. No importa lo que digan en medio shut upde esta locura. Sentado en un café un sujeto se me acerca y me habla de la energía, del karma, de la positividad, de lo inevitable en encontrar un propósito. No quiero ser grosero y escucho. Lo dejo hablar y de a pocos despierta mi curiosidad, mas intento disimularlo con una mueca escéptica. “El primer paso es creernos que podemos llegar” ahí ya le pierdo interés. Esta charla va de llegar siempre es lo mismo. ¿Qué pasa si yo no quiero ir a ningún sitio? ¿Por qué nunca intentan venderte algo que encaje con la posibilidad de quedarme en casa solo durmiendo? El día que a alguien se le ocurra esa idea esa persona va a hacer mucho dinero- pienso mientras el sujeto sigue mencionando palabras como canalizar, enfocarse, proponerse- propagando el NO HACER. Se me ocurre que esa persona puedo ser yo. Yo soy bueno no haciendo y hablar con la gente no se me da mal. Está decidido. Entonces interrumpo al sujeto de golpe: “Mira mañana será otro día ok”

Estaciones

Por Michael Sixto

Old Bus.jpgHemos estado conversando en idiomas distintos por varios años ya y constantemente sonreímos al final de cada frase. Pasan las estaciones y nos cambiamos las ropas como nómadas orientándonos siempre al futuro. Así nos descubre la mañana  montándonos en oxidados autobuses que rara vez se detienen. Nos tomamos de las manos y decimos, cada cual, lo que nos viene a la mente. Sabemos que la sonrisa aparecerá sin importar lo que digamos; igual nunca son insultos. Sin entendernos nos entendemos. Nuestros hijos bien lo saben y como amaestradas bestias nos siguen a través de las estaciones cambiándose también las ropas, montándose también tomados de nuestras manos a los oxidados autobuses… que rara vez se detienen.

 

Resumen

Por Michael Sixto

Es imperativo dejar las cosacta-internet-censuraas bien claras. No debe quedar espacio a la duda o la malinterpretación. Las ideas deben ser expuestas como si escribiéramos un telegrama. Las palabras han de ser escogidas rigurosamente y en su sentido literal expresar nuestro entendimiento del momento. No tenemos muchas opciones ni mucho tiempo. Abreviar, concretar, sintetizar. A los objetos los llamaremos por su nombre sin adornos ni rebuscamientos. Estos son momentos decisivos donde los párrafos han de convertirse en frases y las frases en señales. Como en los tiempos de la edad media debemos ir al grano, olvidarnos de lo romántico y grandioso. El que intente desviarse de estos parámetros deberá ser puesto en prisión. No lo queremos entre nosotros. Ese nunca será parte de nuestro sistema. Los poetas y los filósofos sobran. No los necesitamos. Las ideologías se construyen con discursos y los discursos son peligrosos. Nuestras armas deben ser la prohibición, el castigo, el rechazo, la crítica constante.  Hemos, sin lugar a dudas, racionar a la mínima expresión. Es imperativo dejar las cosas bien claras. En resumen, censurar.

Letter from the editor

By Michael Sixto

 

be-a-nice-humanDear author,

 

Please find the below as our last attempt to discourage you from continue the madness of sending us your material.

You are too dark, too depressing, and too unstable to be a writer. This is not your time. There are some that will say; “you are doing great”, but don’t listen to them, they are lying. You need to stop putting those ridiculous words together. If WE don’t approve you nobody will read that crap you call literature. WE are the first stop and WE don’t like you! Why do you even bother? Why do you keep sending us stuff? Please don’t! Give up! In previous letters we detailed the many reasons WE will never, ever, under any circumstances publish your work. Why don’t you follow our advice? You are not a writer, you will never be! Find a job in some other field, nothing related to people or human nature of course. You don’t understand or care about people. Life is definitely not your thing. You will be a really good mortician in an isolated small town funeral home. I am sure you could do great there and NO, you are not like Poe. He was COOL DARK… you are something else, disturbing perhaps.

In short, please STOP!

Sincerely

The editor

Alternativas

Por Michaabrazoel Sixto

Ciertamente trataron de suavizar las cosas, de ver la vida con otros ojos, de buscar alternativas… de dejar de comer tanta mierda. Pero la vida tiene vida propia, dicen, y después de varias estaciones el peso de los días no se pudo ocultar. Sucesos, historias y tiempo. Opciones que tenemos, que nos regalan, que buscamos. “Hay quien precisa una canción de amor…” el poeta susurra al oído y callamos. Y trataron de conversar, de decirse todo, de buscar más espacio debajo de las sábanas, de las selvas, de los ríos. Pero ahí siguen los hijos, los trabajos, el corre-corre, el quedar bien con los otros, con los que preguntan y sonríen y juzgan en silencio y no dejan de dar una opinión. Y sucedió lo que siempre sucede; se les acabó su turno y la juventud que parecía eterna se evaporó en un soplido. Llegaron las primeras canas y con ellas las canciones del poeta recobraron sentido. La vida tiene vida propia, dicen, y los hijos, grandes ya, repiten los mismos errores e intentaron seguir suavizando las cosas, ahora para ellos. Lo que se recuerda es casi siempre lo bueno, por eso sonríen escudriñando el tiempo, el pasado, lo que queda que se va acortando. Una vida ha pasado y siguen ahí, haciéndose compañía o juntos, no se sabe bien, pero siguen. Despiertan en las mañanas aun buscando alternativas, tratando de suavizar las cosas… y de ver la vida con otros ojos.

Esperanza

Por Michael Sixtola-esperanza-8

Hay personas que esperan y otras que no. Un hombre de cincuenta y dos años de edad ha estado  asesinando en la Siberia Rusa desde los dieciséis y se ha entregado a la policía voluntariamente porque se ha cansado de aguardar ser descubierto. Hay otras personas que esperan por razones diferentes; sacarse la lotería, una mejor posición en el trabajo, tener un hijo… irse del país. Los que no encuentran paciencia en la repetición de los días hacen otras cosas. Normalmente se quejan, se enfadan, se desesperan de impotencia o se resignan. “Esta es la vida que me tocó” y hacen bien poco para intentar cambiarla. A esas personas se les ha opacado el brillo de los ojos ya. Sus cuerpos inertes vagan por entre esos que aún siguen esperando mientras le apuestan al futuro, al mañana, a lo desconocido… a eso que puede llegar. Juntos se sientan en el parque, ese que espera y el que no, a ver los automóviles pasar. Aunque están mirando lo mismo, cada cual encuentra cosas diferentes en la interpretación del momento. Y la realidad se vuelve irreal o dolorosamente seria. Hay personas que esperan y otras que no.